¿Cuál es la definición de Osteología?

La Osteología proviene de dos voces griegas osteón = hueso y logos = tratado, estudio; es un capítulo de la anatomía que es­tudia los huesos.

Los huesos son órganos blanquecinos, de consistencia dura por estar impregnada la sustancia intercelular de Oseína con sales de calcio y fósforo.

Los huesos son considerados como órganos de la vida de rela­ción por su participación en los movimientos; órganos de defen­sa por formar cavidades o cajas en cuyos senos se encuentran órganos nobles: corazón, pulmones, cerebro, útero; órganos hematopoyéticos por contener la médula ósea en donde se ela­bora la sangre.

OSIFICACIÓN

Es el proceso embriológico de formación de tejido óseo. Puede ser de dos tipos:

1.- Osificación Primaria

Es la que se realiza en los primeros estados de la vida fetal. Es de dos clases:

a.- Osificación endocondral o cartilaginosa

Tiene como molde al cartílago hialino que se halla ro­deado de una capa de mesénquima que conforma el pericondrio y que luego se transformará en periostio. Posteriormente los vasos sanguíneos invaden el cartíla­go, acompañándose de osteoblastos que sirven para mo­delar el hueso. Los esteocitos quedan encerrados en ca­vidades llamadas osteoplastos o lagunas. Es osificación propia de huesos largos.
Centro de osificación: en diáfisis y en epífisis.

b.- Osificación Intramembranosa o Conjuntiva

Se inicia en el tejido mesenquimático. Las células mesenquimáticas se diferencian en osteoblastos, que for-man el hueso provisional.

 

Luego la enzima fosfatasa produce la calcificación de la matriz ósea. Esta matriz encierra algunos osteoblastos que se transforman en osteocitos. Posteriormente las cé­lulas mesenquimáticas rodean a este molde formando el periostio. Se concluye así la formación del hueso maduro o compacto.

Es osificación propia de huesos planos.

2.- Osificación Secundaria

Es la que se realiza en los huesos largos al presentar el cartíla­go de conjunción, cuya función es de unión entre la diáfisis y la epífisis, permitiendo a su vez el crecimiento en longitud. Posteriormente presentan los puntos de osificación y, en de­terminado tiempo, se ha osificado totalmente el hueso largo.

a.- Clasificación de los Huesos

Por su morfología, los huesos se clasifican en:

Huesos Largos

Predomina la longitud sobre el ancho y el espesor. Todo hueso largo presenta dos extremidades o epífisis y un cuer­po o diáfisis. La epífisis está unida con la diáfisis en la niñez mediante el “Cartílago de Conjunción” que permite el cre­cimiento en longitud del hueso; al llegar al estado adulto se osifica totalmente y el hueso crece en grosor gracias a la hoja interna del periostio. Ejemplo: húmero, cúbito, radio, fémur, tibia, (extremidades superiores o inferiores).

Huesos Cortos

Sus tres dimensiones son iguales, formado por tejido espon­joso. Ejemplo: Huesos del carpo, tarso, vértebras.

Huesos Planos

El largo y el ancho son mayores que el espesor. Su estructu­ra presenta tejido esponjoso (díploe) con médula ósea roja, que está protegido por dos láminas de tejido óseo compacto (tablas internas y externas) recubiertas por el periostio. Ejemplo: Frontal, parietal, occipital, omóplato.

3.- Huesos de la Cabeza

Formado por 22 huesos. Para su estudio se dividen en dos gru­pos:

a.- Huesos del Cráneo

Ocupan la región superior, lateral y posterior de la cabeza. Son 8 huesos, generalmente planos. Unos son impares: frontal, occipi­tal, esfenoides, etmoides. Otros son pares: temporales y parieta­les.

b.- Huesos de la Cara

Están situados en la región ántero-inferior de la cabeza. Son 14 huesos de las cuales dos son impares: Maxilar inferior y vómer. Los restantes son pares: 2 huesos propios de la nariz, 2 Onguis o lacrimales, 2 malares, 2 cornetes inferiores o conchas, 2 maxila­res superiores y dos palatinos.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *