¿Cuándo aparecieron los primeros árboles gigantescos?

Las esporas cumplen un papel fundamental para el crecimiento de las plantas gigantescas

Las esporas arrojadas por el viento y caídas al suelo no necesariamente podrían crecer otras plantas, estos producían específicamente gametofitos, son unas láminas en forma de corazón, que se impregnaban al suelo y se convertían en óvulos y células masculinas. Al juntarse ambas sustancias crecía la nueva planta.

Se puede identificar a las plantas con nombre de cola de caballo, estas plantas antiguamente formaban bosques completos, sin embargo; al pasar el tiempo estas plantas gigantescas se fueron reduciendo cada vez más en tamaño, hoy en día se conocen alrededor de veinticinco especies distribuidas por todo el mundo, a excepción del Asia austral.

Cabe señalar que para este proceso reproductor, las esporas se situaran en suelos muy húmedos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *