¿Qué es la Fisiología del Aparato Cardiovascular?

La función del sistema cardiovascular es llevar la sangre a todos los tejidos del organismo en forma continua y en cantidad adecuada a sus demandas.

La circulación de la sangre es tan importante que la interrupción de la misma por breves minutos puede causar la muerte de un individuo por falta de aporte de oxigeno a “órganos vitales”, como
el cerebro y el corazón.

Para mantener la sangre circulando el corazón debe contraerse en forma repetida, y sin interrupción, desde el periodo embrionario hasta la muerte de un individuo.

Circuitos del sistema cardiovascular

Los elementos del sistema cardiovascular forman dos circuitos, cada uno provisto de una bomba (un ventrículo).

(1) Circulación menor o pulmonar

En ella el sentido del flujo sanguíneo es el siguiente:

V. D. -> Arteria pulmonar -> Red capilar pulmonar -> 4 venas pulmonares -> A.D.

La función de la circulación pulmonar es realizar la hematosis, mediante la cual la sangre venosa capta oxígeno y pierde CO2 a nivel de los alveolos pulmonares.

La nutrición del parénquima pulmonar se realiza por ramas de la artería aorta (sangre arterial) y no por la sangre venosa llevada a los pulmones por la arteria pulmonar.

(2) Circulación mayor o sistémica

En ella el sentido del flujo de sangre es el siguiente:

V.I. -> Arteria Aorta -> Red capilar sistémica-> Venas cava superior o inferior -> A.D.

La función de la circulación mayor es llevar oxígeno y nutrientes a todos los tejidos y recoger productos de desecho.

Estas dos divisiones del sistema cardiovascular son circuitos cerrados conectados en serie. Se dice que son circuitos cerrados conectados porque en ningún momento la sangre sale de los vasos sanguíneos. Los circuitos están conectados en serie porque la sangre, después de circular por uno de ellos, retorna al corazón de donde es impulsada hacia el otro circuito.

Circulación Sistémica

(1) Principales arterias

Todas las arterias sistémicas se originan en la arteria aorta. La aorta nace en el ventrículo izquierdo, recorre el tórax y el abdomen y en su trayecto toma diferentes nombres: aorta ascendente, cayado aórtico, aorta toráxica y aorta abdominal.

(2) Principales venas

La vena cava superior retorna al corazón la sangre de la región del cuerpo situada por encima del diafragma. La vena cava superior recibe como afluentes a venas que recogen sangre de las diversas partes del tórax: Venas renales, suprarrenales, diafragmáticas, testiculares, ováricas, hepáticas, etc.

Ciclo Cardíaco

La función del corazón es la de bombear la sangre a los vasos sanguíneos, esta la cumple gracias a su capacidad de contraerse, de latir.

Durante un latido o ciclo cardíaco se producen una serie de eventos eléctricos, sonoros y mecánicos. Los ventrículos son las cámaras cardíacas más importantes en la acción de bombeo de la sangre por lo tanto describiremos, fundamentalmente, el ciclo cardíaco de los ventrículos.

La división más simple del ciclo cardíaco es en dos fases:

Sístole: Contracción de las paredes ventriculares.
Diástole: Relajación de las paredes ventriculares.

Cada una de estas fases se ha dividido a su vez en dos, para un mejor análisis de los fenómenos que comprende. Nos referimos a las fases del ciclo cardíaco en el ventrículo izquierdo: los eventos que suceden en el ventrículo derecho son básicamente los mismos, con algunas diferencias a las que nos referimos luego.

Ruidos Cardíacos

Se originan por el cierre de las válvulas cardíacas; las aperturas valvulares son silenciosas.

La sangre al chocar con las válvulas para cerrarlas las hace vibrar, estas vibraciones son audibles y constituyen los ruidos cardíacos que se pueden escuchar a través de la superficie del tórax. En
todo sujeto normal se escuchan dos ruidos cardíacos:

Primer Ruido. Debido al cierre de las válvulas mitral y tricúspide. Marca el fin de la fase de llenado y el inicio de la contracción isovolumétri­ca,

Segundo Ruido. Debido al cierre de las válvulas aórtica y pulmonar. Marca el fin de la eyección y el inicio de la relajación isovolumétrica.
Cada latido cardíaco implica una repetición de todos los eventos que constituyen un ciclo cardíaco, ondas del ECG, ruidos cardíacos, variaciones de presión y volumen del corazón y flujo de sangre; secuencia que se vuelve a repetir en cada nuevo latido.

Frecuencia cardiaca

Es el número de latidos cardíacos por minuto, en un sujeto normal en reposo es de 60-100 latidos / min. y depende de la frecuencia de disparo del nódulo sinusal, es modificada por acción
del sistema nervioso automático. El vago lentifica la frecuencia cardíaca (bradicardia) y el simpático la incrementa (taquicardia).
Durante el ejercicio físico hay taquicardia.

Débito cardíaco, gasto cardíaco o volumen minuto

Es la cantidad de sangre bombeada por el corazón en un minuto; su valor, en un sujeto adulto normal en reposo, es de aproximadamente 5 I/min.
Débito cardíaco = 70 ml de sangre x 80 latidos/min = 5,600 ml/hora
El gasto cardíaco puede aumentar durante el ejercicio hasta 5 veces sobre su valor de reposo, debido a que la demanda de nutrientes por los tejidos en ejercicio es muy alta. La función principal del corazón es mantener el gasto cardíaco de acuerdo a las demandas del organismo.

Presión arterial

Es la presión ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias.

P = Q x R

El valor de la presión arterial no es estable sino que varía durante las fases del ciclo cardíaco. Su valor más alto coincide con la fase de eyección ventricular, en que Q es alto, a este valor se le llama
presión sistólica. Después de la eyección la sangre fluye hacia las arterias más pequeñas y la presión arterial cae hasta un valor mínimo llamado presión diastólica.

A pesar que la inyección de sangre a las arterias es intermitente, solo durante la eyección el flujo de sangre hacia los tejidos es continuo, debido fundamentalmente a la elasticidad de la aorta
ascendente.

Durante la eyección el volumen de la sangre expulsado distiende la aorta; cuando se cierra la sigmoidea cesa el flujo de sangre a la arteria pero la pared de la aorta, distendida, vuelve progresivamente a su posición original, empujando la sangre hacia la perife­ria y asegurando flujo de sangre hasta la próxima sístole.

En el circuito sistémico, en adultos, los valores aceptados como normales para la presión sistólica y diastólica son, respectiva­mente, 120 mm Hg/80 mm Hg.
En el circuito sistémico la principal causa de variación de la presión arterial son las variaciones en el radio de las arteriolas, la constricción arteriolar eleva la resisten­cia periférica (resistencia de todo el circuito sistémico) y por lo tanto eleva la presión arterial, como sucede con la estimulación simpática.

los valores de presión arterial superiores a los normales constituyen hipertensión arterial, los valores inferiores a lo normal constituyen hipotensión arterial.

Pulso arterial

las variaciones del flujo y presión de la sangre en la arterias producen vibraciones de su pared, las cuales son palpables en las arterias superficiales como la radial, femoral, carótida, pedia, etc. y
constituyen el pulso arterial.

la frecuencia cardiaca y la frecuencia del pulso son las mismas, cada onda de pulso arterial es simultánea con una sístole ventricular.

SISTEMA LINFATICO

Además de las arterias y las venas existe un sistema de tubos que son los vasos Linfáticos, cuya función es la de transportar la linfa, de los tejidos a la circulación venosa.

Linfa: La linfa está formada por líquido extracelular, llamado también líquido tisular o intersticial, el cual se origina por filtrado de la sangre a través de las paredes de los capilares sanguíneos. La linfa contiene proteínas que han atravesado la pared capilar, tiene sustancias coagulantes y grasas absorbidas por el tubo digestivo, contiene además linfocitos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *