¿Cómo fue el inicio de la edad moderna en Europa?

Tras la etapa de recesión demográfica y económica padecida por Europa en el siglo XIV a causa de la epidemia de peste, de la guerra de los Cien Años y de los continuos enfrentamientos entre nobles y monarcas, a mediados del siglo XV se inició un periodo de transformaciones que provocarán el final de la Edad Media y el comienzo de la Edad Moderna.

Transformaciones iniciadas a mediados del siglo XV en Europa

Economía: Recuperación demográfica, Capitalismo comercial, Descubrimientos geográficos.

Sociales: Relevancia social de los burgueses.

Políticas: Monarquías autoritarias, Dominio de los monarcas sobre los nobles.

Culturas: Renacimiento, Humanismo.

Las transformaciones económicas, la recuperación demográfica.

La población europea conoció un crecimiento constante desde mediados del siglo XV hasta mediados del siglo XVI. Un clima seco y cálido favoreció los rendimientos de las tierras cultivadas. Aumentaron los recursos alimenticios y descendió la mortalidad. La población creció desde los 44 millones del año 1400 hasta los 89 millones del año 1600.

La artesanía y el comercio se reactivaron ante el incremento de población y, por tanto, de nuevas necesidades: alimentos, vestidos, calzado. Las ciudades recuperaron su actividad.

Se descubrió, el desarrollo técnico y económico.

La riqueza acumulada por algunos prósperos burgueses y las nuevas exigencias planteadas por los descubrimientos geográficos impulsaron a construir herramientas para mejorar la fabricación del vidrio, telares para paños, relojes, barcos más adecuados, mapas para facilitar los viajes.

LAS TRANSFORMACIONES SOCIALES

En ese entonces la sociedad continuó siendo estamental, como en la edad media, constituida por dos estamento privilegiado lo formaban la nobleza y el clero. Mantenían sus privilegios aunque los nobles perdieron poder ante el ascenso de los monarcas que constituyeron sus propios ejércitos y dejaron de necesitar a sus huestes.

El estamento de los no privilegiados lo formaba el tercer estado o estado llano: los campesinos, todavía el grupo más numeroso, en su mayoría vinculados a los señoríos y los burgueses. Los grandes beneficios obtenidos por ellos en el comercio y los negocios les permitieron imponerse sobre el resto de habitantes de las ciudades y ejercer el poder político en ellas.

Sociedad estamental: constituida por grupos o estamentos, cada grupo estaba condicionado por una leyes que establecían que la nobleza y el alto clero disfrutaban de unos privilegios (libres del pago de impuestos, juzgados según una jurisdicción especial) y el estado llano, carecía de privilegios y, con su trabajo, mantenía a los otros grupos.

edad moderna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *