¿Cómo son los huesos del Torax?

El tórax humano está formado por el conjunto de estructuras óseas que en su conjunto forman lo que se conoce como caja torácica o pecho. Está formado por las costillas, el esternón y las vértebras dorsales.

DE CADA VÉRTEBRA NACEN DOS COSTILLAS

Las costillas son huesos largos y aplanados que se encargan de darle la caja torácica una forma apropiada y especial. Describen una amplia curvatura desde su inicio hasta su extremo anterior. De cada una de las doce vértebras dorsales salen dos costillas, una a cada lado, hasta hacer un total de de 24. 

En algunos casos puede existir una costilla demás, costilla supernumeraria, que se presentan a la altura de la última vértebra cervical o de la primera lumbar.

caja torácica

EL ESTERNÓN ESTÁ EN LA LÍNEA MEDIA

El esternón es un hueso plano ubicado en la línea media de la cara anterior del tórax, uniéndose a él las siente primeras costillas de cada lado y las clavículas. Recibe el nombre de manubrio la parte más ancha y aplanada de este hueso, y apéndice xifoides la parte inferior y puntiaguda. Su estructura se caracteriza por la abundancia de sustancia esponjosa fina, con una delgada red vascular que permite transfusiones sanguíneas intraesternales.

LA SOLDADURA DE COSTILLAS Y VÉRTEBRAS

Las articulaciones costo-vertebrales constituidas por costillas y vértebras están formados por los siguientes elementos.

Carillas articulares: Su papel fundamental es la unión de costillas y vértebras. Son de superficie lisa.

Elementos de fijación: Son una serie de bandas fibrosas que con el nombre de ligamentos costo-vertebrales van desde las costillas hasta diversas zonas del cuerpo y de las apófisis vertebrales. Por su naturaleza son resistentes y permiten el libre accionar de las costillas para los movimientos respiratorios.

caja torácica2

LAS CARAS DE LA CAJA TORÁCICA

La caja torácica está integrada por el conjunto de huesos del toráx. Tiene como límites:

Cara anterior, formada por el esternón, los cartílagos costales y parte de las costillas.

Caras laterales, integradas por las costillas.

Cara posterior, formada por el estrechamiento progresivo de los arcos costales.

Cara inferior, es de naturaleza muscular y no ósea. Está limitada por el diafragma.

La caja torácica posee en su interior aire a consecuencia de la dirección oblicua hacia abajo que tienen las costillas.

Ello se aprecia cuando cualquier músculo que tire de ellas y las eleve producirá un aumento de la capacidad de la caja, consiguiendo que se produzca la entrada de aire. La salida de éste se producirá por efecto de la elasticidad de las estructuras torácicas, que necesariamente retornarán a su posición normal.

Costillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *