¿Cuál es la definición de Osteología?

La Osteología proviene de dos voces griegas osteón = hueso y logos = tratado, estudio; es un capítulo de la anatomía que es­tudia los huesos. Los huesos son órganos blanquecinos, de consistencia dura por estar impregnada la sustancia intercelular de Oseína con sales de calcio y fósforo.

Los huesos son considerados como órganos de la vida de rela­ción por su participación en los movimientos; órganos de defen­sa por formar cavidades o cajas en cuyos senos se encuentran órganos nobles: corazón, pulmones, cerebro, útero; órganos hematopoyéticos por contener la médula ósea en donde se ela­bora la sangre.

OSIFICACIÓN

Es el proceso embriológico de formación de tejido óseo. Puede ser de dos tipos:

1.- Osificación Primaria
Es la que se realiza en los primeros estados de la vida fetal. Es de dos clases:

a.- Osificación endocondral o cartilaginosa Tiene como molde al cartílago hialino que se halla ro­deado de una capa de mesénquima que conforma el pericondrio y que luego se transformará en periostio. Posteriormente los vasos sanguíneos invaden el cartíla­go, acompañándose de osteoblastos que sirven para mo­delar el hueso. Los esteocitos quedan encerrados en ca­vidades llamadas osteoplastos o lagunas. Es osificación propia de huesos largos. Centro de osificación: en diáfisis y en epífisis.

b.- Osificación Intramembranosa o Conjuntiva Se inicia en el tejido mesenquimático. Las células mesenquimáticas se diferencian en osteoblastos, que forman el hueso provisional.   Luego la enzima fosfatasa produce la calcificación de la matriz ósea. Esta matriz encierra algunos osteoblastos que se transforman en osteocitos. Posteriormente las cé­lulas mesenquimáticas rodean a este molde formando el periostio. Se concluye así la formación del hueso maduro o compacto. Es osificación propia de huesos planos.

2.- Osificación Secundaria Es la que se realiza en los huesos largos al presentar el cartíla­go de conjunción, cuya función es de unión entre la diáfisis y la epífisis, permitiendo a su vez el crecimiento en longitud. Posteriormente presentan los puntos de osificación y, en de­terminado tiempo, se ha osificado totalmente el hueso largo. a.- Clasificación de los Huesos Por su morfología, los huesos se clasifican en:

Huesos Largos

Predomina la longitud sobre el ancho y el espesor. Todo hueso largo presenta dos extremidades o epífisis y un cuer­po o diáfisis. La epífisis está unida con la diáfisis en la niñez mediante el «Cartílago de Conjunción» que permite el cre­cimiento en longitud del hueso; al llegar al estado adulto se osifica totalmente y el hueso crece en grosor gracias a la hoja interna del periostio. Ejemplo: húmero, cúbito, radio, fémur, tibia, (extremidades superiores o inferiores).

Huesos Cortos

Sus tres dimensiones son iguales, formado por tejido espon­joso. Ejemplo: Huesos del carpo, tarso, vértebras.

Huesos Planos

El largo y el ancho son mayores que el espesor. Su estructu­ra presenta tejido esponjoso (díploe) con médula ósea roja, que está protegido por dos láminas de tejido óseo compacto (tablas internas y externas) recubiertas por el periostio. Ejemplo: Frontal, parietal, occipital, omóplato.

3.- Huesos de la Cabeza Formado por 22 huesos. Para su estudio se dividen en dos gru­pos:

a.- Huesos del Cráneo Ocupan la región superior, lateral y posterior de la cabeza. Son 8 huesos, generalmente planos. Unos son impares: frontal, occipi­tal, esfenoides, etmoides. Otros son pares: temporales y parieta­les.
b.- Huesos de la Cara Están situados en la región ántero-inferior de la cabeza. Son 14 huesos de las cuales dos son impares: Maxilar inferior y vómer. Los restantes son pares: 2 huesos propios de la nariz, 2 Onguis o lacrimales, 2 malares, 2 cornetes inferiores o conchas, 2 maxila­res superiores y dos palatinos.  

osteologia 300x194

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *