¿Cuándo se empezó a utilizar la energía eléctrica?

La energía eléctrica puede producirse por medio de centrales que aprovechan la fuerza del agua para poner en movimiento enormes turbinas, las cuales, unidas a los alternadores, producen corriente.

Por consiguiente, los dos elementos indispensables de una central eléctrica son la turbina y el alternador. La primera se mueve gracias a la fuerza del agua que cae, o bien al vapor que se produce durante la combustión; el alternador, por su parte, transforma el movimiento que le imprime la turbina en energía eléctrica alterna.

El tamaño de las turbinas y los alternadores varía según las posibilidades de producción de las distintas centrales. La energía eléctrica es, sin lugar a dudas, la energía más utilizada del siglo XX. Su empleo es múltiple; no existe ningún mecanismo que no esté accionado, directa o indirectamente por la electricidad. 

energía

La producción y el consumo de esta energía aumenta vertiginosamente.

Para tener una idea aproximada de las necesidades actuales de energía eléctrica, pensemos que es necesario un Kilowatio para lavar algunas prendas de ropa con una lavadora, pero que hacen falta 375 kilowatios para producir una tonelada de acero, y que para una tonelada de aluminio se precisan nada menos que 15000 kilowatios.

En Europa, el consumo de energía eléctrica se duplica cada diez años: actualmente gira alrededor de los años 574 mil millones de kilowatios, y en 1980 superará la cantidad de 1080 billones. Si los consumos siguen este ritmo, la producción de energía eléctrica deberá aumentar de forma equivalente, ya que de lo contrario toda la vida humana quedará bloqueada.

Dado que, por mucho que se aprovechen, las centrales hidroeléctricas resultan insuficientes, y las termoeléctricas precisan de carbón y petróleo cuyas reservas se están agotando lentamente, el hombre necesita hallar otras fuentes de energía para la producción eléctrica. De la misma manera que el agua recogida en un acueducto es transportada a las distintas viviendas y lugares de utilización a través de tuberías de diversa capacidad, la energía eléctrica es transportada a través de conducciones de cobre, portadoras de mayor o menor cantidad de energía según su diámetro.

energía eléctrica luz

Todos nosotros hemos visto los grandes cables sostenidos por enrejados de hierro en forma de pirámide, los conductos más pequeños sostenidos por postes de madera o cemento, y los delgados hilos que integran la red eléctrica de nuestra casa. 

De la misma manera que el agua desciende del canal más grande al más pequeño, la energía eléctrica se ramifica desde la conducción más gruesas hasta la más delgada.

Torre eléctrica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *