¿Cuantos huesos forman la pelvis?

La pelvis es la estructura esquelética en forma de taza o vasija que sustenta la columna vertebral y descansa sobre las extremidades inferiores. Está formada por los huesos coxal, sacro y cóccix. 

El coxal está constituido por la unión de tres huesos: íleon, isquion y pubis, los que se unen a lo largo de la etapa del crecimiento. Este hueso, llamado también iliaco o innominado, es de contorno irregular, ancho y aplanado, y forma las paredes anterior y externa de la cavidad pelviana.

EN EL ÍLEON SE INSERTAN MÚSCULOS POTENTES

El íleon es un hueso plano en cuya cara externa, de apariencia rugosa, se insertan varios músculos de notable potencia. Su cara interna es lisa y está en relación con los órganos intraabdominales. La cara posterior e interna se une con el sacro, la parte inferior contribuye a formar la zona superior de la cavidad cotiloidea.

huesos de la pelvis

SOBRE EL ISQUION DESCANSA EL CUERPO

El isquion es el más inferior de los tres huesos que forma el sacro, distinguiéndose por la particularidad de ser aquel hueso sobre el que descansa el cuerpo al sentarse. Su porción superior es gruesa y forma parte de la cavidad  cotiloidea.

PUBIS E ISQUION FORMAN GRAN ORIFICIO

La parte más gruesa del pubis es el cuerpo, de donde sale una prolongación, la rama pubiana, que se une al hueso isquion. El pubis en su parte posterior, completa la estructura de la cavidad cotiloidea. No obstante, las ramas del isquion y del pubis, al unirse entre sí, delimitan un gran orificio, obturatriz, el cual está ocluido por una membrana de tipo fibroso, llamada membrana obturatriz.

EL SACRO, ZONA POSTERIOR DE LA PELVIS

El sacro es un hueso triangular ligeramente curvado constituido por cinco vértebras fusionadas que encaja dorsalmente entre los huesos de la cadera y forma la porción posterior de la pelvis.

pelvis femenina

LA PELVIS SOPORTA FUERZAS MUY GRANDES

Los huesos de la pelvis se hallan articulados entre sí. No tienen capacidad de movimiento. El íleon y el sacro, que tienen superficies articulares rugosas, se unen en la denominada sínfisis del pubis. Esa articulación está formada por la acción de una fuerte estructura fibrocartilaginosa que  no permite ningún desplazamiento. La pelvis se caracteriza porque soporta unas fuerzas muy grandes, además de transmitir los traumatismos y presiones internas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *