Definición de la Luna y sus teorías

La Luna llamada también Selene, es el astro más brillante después del Sol en el sistema. Siempre fue motivo de grandes especulaciones en cuanto a su origen y sus influencias tanto para la Tierra como para sus habitantes. Fue Anaxágoras (450 a.c.) quien afirmó por primera vez que la Luna brilla con la luz que refleja el Sol.

TEORIAS SOBRE SU ORIGEN

Teoría de la fisión o del desdoblamiento

Planteada por George Darwin en 1879, sostenía que la Luna es un fragmento desprendido de la Tierra en su proceso de formación, posteriormente se consideró que el fragmento desprendido corresponde al espacio ocupado por el Océano Pacífico. Para que la fisión ocurra, la Tierra tuvo que haberse desplazo a gran velocidad, justamente en este aspecto radica la crítica a esta teoría, pues no se explica sobre el momento angular que ha sufrido grandes variaciones.

Teoría de las lunillas o de la creación

Desarrollada por el geólogo norteamericano Grove Karl Gilbert, en 1892. Presenta alguna similitud con la teoría de Darwin, pues sostiene que se desprendieron varios fragmentos de la Tierra, debido a que su rotación inicial era muy intensa. Dichas partículas (lunillas), posteriormente se aglomeraron formando así a la Luna.

 

teoriadelaslunillasodelacreación 300x82

 

Teoría de la precipitación

Considerada como una de las teorías, aceptables en el sentido que la Luna forma parte de un planeta doble, formado mediante la acumulación de partículas, que en un inicio eran polvo y gas que rodeaba a la Tierra.

 

teoriadelaprecipitación 300x116

 

Teoría de la captura lunar

Sostiene que la luna es un astro extraño que fue capturado por el campo gravitacional de la Tierra. Según esto, la Luna y la Tierra nacieron como astros distintos en el lespacio sideral. Para que ocurra la captura, la órbita de la Luna tuvo que haberse acercado demasiado a la de la Tierra.

Teoría del Big Splash

Sostenida por William Hortmann, Donald Davis y A.G.W. Camerón. Fue presentada en un congreso de selenógrafos realizado en Hawái (1984).

Sostiene que hace más de 4600 millones de años, cuando el Sistema Solar estaba en formación, la Tierra recibió el impacto de un meteoro planeta (llamado Theia), lo que habría originado que ella libere grandes cantidades de magma que salieron despedidas hacia el espacio, es decir, se produjo un Big Splash de magma.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *