¿Qué es el Sol (Helios)?

La realización de estudios han determinado que el Sol es:

Es una Estrella pequeña de segunda generación que presenta una edad promedio (5000 millones de años) y un color amarillento; su magnitud aparente es de -26,5.

Se cree que hace aproximadamente más de 4,6 a 5 eones de años empezó a formarse y que por lo menos seguirá brillando unos 5 eones más. Luego escaseará el combustible (hidrógeno), iniciándose la contracción; posteriormente, el Sol se hinchará y se convertirá en una gigante roja que absorberá a los planetas próximos.

La Evolución Solar consta de lo siguiente:

a.- Nace de una nebulosa de hidrógeno.
b.- Se forma una estrella blanco-azul.
c.- Amarilla.
d.- Naranja.
e.- Gigante roja, será 30 veces más grande.
f.- Supernova, deja residuos (polvo y ceniza).
g.- Enana blanca.

Lo explicado líneas arriba, corresponde al proceso evolutivo que experimentará el Sol, parece algo catastrófico para la humanidad pero es algo inevitable, además para que ello ocurra falta mucho tiempo. En cuanto a su masa presenta 73% de hidrógeno y el resto casi en su totalidad es Helio. Podríamos decir que su masa es 98% hidrógeno y helio (H=73% y He=25%).

El Sol contiene algunos elementos pesados como: carbono, oxígeno, litio, etc.) que fueron expulsados por otras estrellas que pasaron por una supernova, por ello se plantea que es una estrella de segunda o tercera generación. La otra parte de elementos pesados permitió la formación de los planetas y otros astros.

En función a su volumen, el hidrógeno ocupa el 80% y el 20% le corresponde al helio y demás elementos (70 aproximadamente) que se ubican principalmente en el núcleo. 

Su energía es producida mediante reacciones nucleares en lo más profundo de su núcleo. La temperatura y presión del núcleo solar son tales que el hidrógeno se convierte en helio por fusión termonuclear. Esta se produce al fusionarse cuatro núcleos de hidrógeno que se convierten en uno de helio. En el proceso se pierde una pequeña parte de su masa (4 millones de toneladas por segundo). Esta acción inicia una liberación de energía que atraviesa por convección toda la estructura solar hasta emerger como radiación visible en la superficie. Lo que ocurre es que la masa «perdida» se convirtió en energía que es emitida por el Sol.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *