¿Qué función cumple la lengua?

El gusto es el sentido que nos permite apreciar el sabor de las cosas. Estas han de disolverse previamente en la saliva y excitar las yemas gustativas repartidas por la mucosa lingual. Las yemas situadas en la punta de la lengua perciben, preferentemente, lo dulce y lo salado; las dispuestas a los lados, lo salado y lo agrio, y las de la parte posterior, lo amargo.

pupilas gustativas lengua

EL TACTO NO ES IGUAL EN TODO EL CUERPO

El tacto es el sentido que nos advierte, fundamentalmente, del contacto de nuestro cuerpo con otro objeto. Junto con esta sensación nos da las nociones de temperatura, espacio, situación, forma, materia de que está formado el objeto, presión y movimiento.

Los corpúsculos táctiles (terminaciones nerviosas convenientemente modificadas, dispuestas en la dermis), están distribuidas por toda la superficie del cuerpo, pero no de una manera regular. En la punta de los dedos, en la frente, en los labios y en la lengua es donde más abundan; en cambio en la espalda hay muy pocos.

EL OLFATO SE CANSA PRONTAMENTE

El sentido del olfato en el hombre está mucho menos desarrollado que en los animales superiores. Aún así es de gran utilidad. Interviene, como se ha dicho, en la formación de los sabores, permite gozar de los perfumes y olores agradables, y nos advierte, con la percepción de los malos olores, la nocividad de ciertas sustancias, antes de que las llevemos a la boca para ingerirlas.

LA MANCHA OLFATORIA

El sentido del olfato radica en la llamada mancha olfatoria, situada en el cornete superior, parte de la mucosa nasal o pituitaria que contiene unas células nerviosas especiales, en las que termina el nervio olfatorio, que enlaza con el bulbo olfatorio incluido en el cerebro.

El tabique nasal medio  las dos paredes laterales están compuestas por la armazón ósea formada por varios huesos, especialmente el vómer y el etmoides.

Lengua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *